Llámenos: 944 574 743 / 944 574 744 

Epocas de la Historia Achuar

  • Posted on:  Lunes, 20 Abril 2015 01:33
  • Escrito por 

La relación de este pueblo con el mundo occidental siempre fue conflictiva; en 1557 Juan de Salinas ingresó en sus territorios y fundó varias colonias, pero los Jíbaros las destruyeron en 1599. De igual manera, las actividades militares y misioneras fracasaron durante el siguiente siglo. En ese entonces se estimó la población aborigen en 30,000 personas. Sin embargo, la situación de conflicto no sólo se manifestaba contra los occidentales; desde muchos siglos atrás, los Achuar han estado en guerra con los otros grupos étnicos que habitan la zona de los ríos Pastaza y Morona, como son los Huambisa y Candoshi.

En 1767 los jesuitas se establecieron entre los Jíbaro, pero fueron expulsados ese mismo año y luego los franciscanos trataron de realizar el trabajo de evangelización desde 1790 hasta 1803, sin mayor éxito. Los jesuitas regresaron en 1869 pero otras sucesivas revueltas entre 1873 y 1886 hizo que se retiraran. Durante el resto del siglo 1900 llegaron más viajeros, misioneros y expediciones militares, pero ninguna perduró. Durante el siglo 20 misioneros protestantes y católicos se han logrado establecer en el área, aunque se mantuvo la hostilidad hacia los blancos hasta finales de la década del veinte. 

El boom de caucho 

El boom del caucho que trajo destrucción y muerte a muchos pueblos amazónicos no causó tantos estragos a los Achuar, debido a su belicosidad y a su aislamiento geográfico. Sin embargo, cuando este auge llegaba a su fin, la presencia de patrones sobre el territorio Achuar se hizo más frecuente, y coincidió además con el aumento en la demanda de lechecaspi, una resina muy abundante en la zona del Pastaza.  Durante la década de los años 40 y 50 del siglo 20 muchos patrones y comerciantes se establecieron cerca de los territorios de los Achuar y aprendieron el idioma; se entablaron así transacciones comerciales, basadas en un proceso de habilitación-trueque-enganche (entrega de herramientas, armas y vestidos por adelantado, a cambio de la lechecaspi).

Demanda de madera y petróleo

También durante la década del 50, las maderas, pieles, carne, pescado salado, barbasco, productos hortícolas y animales de corral, se intercambiaban regularmente en los puertos de los ríos Pastaza, Huasaga y Huitoyacu. El intercambio comercial de estos productos se vio desplazado por el aumento en la demanda de madera durante la década de los años 70, y de petróleo en la década de los 80. Los Achuar en aquellos años gozaban de una relativa prosperidad económica que pagaba el precio de explotación de su mano de obra, pero la depredación de los recursos forestales, de pesca y caza, y la introducción de enfermedades epidémicas o endémicas, atribuidas en un principio a la brujería de los enemigos, motivó el surgimiento de numerosas disputas interétnicas. A mediados de los años 80, veinte nuevas comunidades nativas se reconocieron en los alrededores de los ríos Pastaza, Huasaga, Huitoyacu, Manchari, Situche y Anasu, produciéndose un fenómeno de nucleación provocado por la posibilidad de acceder a los servicios educativos, de salud, a los mecanismos legales de titulación de tierras, a la concesión forestal, al registro civil y a la entrega de documentos de identidad. 

Visto 1762 veces Modificado por última vez en Lunes, 20 Abril 2015 01:54

Himno Nacional del Perú en Achuar

Derecho a propiedad de pueblos indígenas